Editorial Ananda Marga: tantra yoga, filosofía espiritual  

Microvita burdos y sutiles

 
 
     
 
 
 

El microvitum es un ser muy sutil. De los tres tipos de microvita que existen, el tipo menos sutil, es decir, el burdo, por así decirlo, es instrumental en la emanación de la vida en todo el cosmos. Los microvita de este tipo provocan una conmoción dentro de la estructura física. En las etapas subsecuentes, a través de choques y cohesiones, tienen lugar enormes cambios en la estructura física. Este proceso conduce al surgimiento de los dinosaurios, de los mamíferos y finalmente de los seres humanos inteligentes.

    Los microvita más sutiles, que son demasiado sutiles como para estar al alcance de un microscopio altamente desarrollado, se dividen en dos categorías. Una categoría funciona dentro del mundo de las percepciones por medio de tanmatras tales como sonido, tacto, forma, sabor y olor; y la otra categoría funciona dentro del reino más sutil, es decir, dentro de la mente humana.

    Aquellos microvita que no están dentro del alcance de un microscopio pero que se encuentran dentro del ámbito de las inferencias [los tanmatras] se conocen por su forma colectiva y se les llama "yaks'as". Dado que se perciben a través de las vibraciones de las inferencias [los tanmatras], su campo de acción es la mente humana. Contribuyen a hacer surgir la propensión de acumular más y más riqueza. Aunque esta propensión necesita, de alguna manera, de los factores tiempo y persona, es más que nada un padecimiento mental. En la mayoría de los casos, esta enfermedad psíquica incitada por los "yaks'as" es más fatal que las enfermedades llamadas "yaks'ma" (tales como la tuberculosis y la tisis). Ha producido tendencias extremadamente divisivas en la sociedad humana, y ha conducido a la explotación de grupos de seres humanos por otros grupos que se regocijan al escuchar los lamentos de los demás. La necesidad abrumadora de adquirir riqueza - la necesidad por el capitalismo y la estructura capitalista - se basa en este padecimiento psíquico. Hace brotar la insaciable codicia consumista de los capitalistas. El nombre colectivo de los microvita que producen esta enfermedad en la mente humana, en la psique humana, es "yaks'a". Cuando una persona carente de cualquier ideología se siente cautivada por el pensamiento de acumular riqueza, las yaks'as comienzan su danza frenética en la mente de ella. Estas yaks'as son uno de los siete tipos de devayonis (los otros son gandharva, kinnara, vidya'dhara, videhaliina, prakrtiliina y siddha) que son los nombres colectivos de las diferentes categorías de microvita.

    Gandharva es el nombre colectivo de aquellos microvita que incitan en la mente el amor por las bellas artes. Inspiran a la gente al cultivo de las bellas artes. Intoxican la mente humana y la mantienen absorta en el ritmo e ideación de la música y la danza para que el pensamiento del mundo externo quede suspendido en el mundo de las ideaciones sublimes. Las bellas artes se conocen como "gandharva vidya". Cuando la mente humana se preocupa de idear exclusivamente en la música y la danza, significa que la materia mental ha sido cautivada en su totalidad por estos gandharvas. Ellos conectan el mundo material con el mundo de las ideaciones sutiles. En esta categoría de microvita que funcionan dentro de la mente humana, estos son en su mayoría de naturaleza amigable. Son portadores de mensajes del mundo sutil al oído humano en el mundo físico, y al eliminar la oscuridad de la ignorancia burda, iluminan la mente humana con un torrente de fulgor divino.

    Kinnara es la categoría de los microvita que crean una sed de belleza - un fuerte deseo de embellecimiento y decoración. La palabra kinnara significa "receptáculo de belleza" o "una estructura bella y graciosa". Los microvita de esta categoría crean en la mente humana una tendencia a hacer el cuerpo humano tan bello como las formas y figuras que se observan en el mundo externo. A esta tendencia o propensión se le llama "kinnara vrtti". Si los kinnaras dirigen la mente hacia la materia burda en lugar de dirigirla hacia las capas más sutiles, se les considera microvita enemigos o microvita negativos. Y si los mismos microvita conducen la mente hacia la pureza y el embellecimiento, y luego ayudan a fusionar la refinada mente con la Entidad Suprema, se les considera microvita amigables o microvita positivos.

    Vidya'dhara viene en seguida, que es el nombre colectivo para aquellos microvita que crean en la mente humana una apremiante necesidad de lograr buenas cualidades. Los seres humanos, debido a su apremiante necesidad e inspiración internas, tienen la posibilidad de adquirir una vasta riqueza de cualidades acumuladas. Si esta necesidad se dirige hacia la ejecución de acciones nobles y hacia la alabanza de las divinas cualidades de Parama Purus'a, entonces esos microvita contribuirán a promover el bienestar humano y pueden ser considerados como microvita favorables. Si los mismos microvita crean en la mente humana una tendencia a obtener beneficios materiales tales como nombre, fama, etc., serán considerados como microvita malignos.

    El nombre colectivo de los microvita que hacen que los seres humanos corran precipitadamente tras los burdos placeres de la vida es el de "prakrtiliina". Si los seres humanos no se mantienen en compañía de gente virtuosa o no estudian libros que los eleven, y si su mente no está saturada de amor por la Entidad Suprema, entonces los microvita enemigos pertenecientes a esta categoría les infestarán la mente. Finalmente, la estructura de su mente se volverá burda, y a través del dogma alcanzará el punto más bajo, el nadir de tosquedad.

    Existe aún otra categoría de microvita cuyo nombre colectivo es microvita "videhaliina". Estos microvita hacen que la mente humana se precipite de un lugar a otro, para finalmente alejarse de Parama Purus'a. Mantienen la mente olvidada del propósito supremo de la vida. A causa de su sed interna de ganancias materiales, fuerzan la mente humana a ir a la vuelta y vuelta, como los bueyes caminando trabajosamente alrededor de un molino de aceite. Vuelven inquieta la mente humana, y al equivocar su dirección, la arrojan a una confusión total.

    El séptimo y último tipo de microvita se conoce como "siddha". Este es el nombre colectivo de aquellos microvita que ayudan en el campo de la espiritualidad. Permiten que la mente humana se eleve por encima de los estratos físico y psíquico, y la conducen hacia el mundo del conocimiento. Quienes ya han sentido la necesidad apremiante de desarrollar la facultad cognoscitiva reciben la ayuda de esos microvita que hacen que su necesidad crezca más y más. Quienes tienen el deseo de abrazar la vida de renunciante reciben grandísima inspiración por medio de estos microvita. Finalmente, desarrollan un deseo tan intenso que abandonan su hogar. Los que ansían alcanzar realización mística terminan por convertirse en seres iluminados. Estos microvita siddha trasmiten el toque sonoro del vasto océano de la Conciencia Suprema a la profundidad de la mente de los seres humanos, quienes se encontraban contemplando su pequeña parcela de tierra, y los conducen hacia la Entidad Suprema. De hecho, los microvita de este tipo ayudan al aspirante espiritual de diversas maneras. Quienes han entrado en contacto con los siddhas y los comprenden dicen que el así llamado Shudarsan Cakra (el disco cósmico del mitológico dios Vis'n'u) no es sino el nombre simbólico de los microvita siddha.

    Supongamos que un hombre joven que está en desarrollo juega críquet en alguna parte. En medio del juego, tiene una realización repentina que le causa una conmoción tremenda en la mente. Decide renunciar a todo y se marcha en busca de algo todavía desconocido para él. Este es el trabajo de los microvita siddha. Un príncipe que vive en medio del lujo repentinamente adopta la vida de un renunciante y busca la causa de la miseria humana. Un chico de ocho o diez años se pone inquieto por querer adquirir conocimiento y decide abandonar su familia y avanzar hacia un destino desconocido y aún por realizar. Todo esto es el resultado de la incesante actividad de los microvita siddha.

    A juzgar por la naturaleza de estos microvita, es claro que no son creación de los seres humanos. Tampoco es posible que los seres humanos los dejen en libertad en el vasto cosmos. Los superhombres no pueden crear estos microvita, mucho menos los seres humanos ordinarios. Es obvio que estos microvita son emanaciones de la Suprema Entidad.

26 de febrero de 1987, Calcuta
Shabda Cayanika' Parte 11, pp. 51-55